Igualdad laboral y no discriminación

El ámbito laboral, es decir el ambiente en el que se desarrollan las relaciones de trabajo, puede verse regido por una serie de estigmas y prejuicios. Estos estigmas y prejuicios regularmente están ligados a cuestiones de género, clase social, etnia, edad, entre otros; permeando el ámbito laboral de diversas maneras: desde la asignación de los salarios, las prestaciones, la manera en la que se relacionan los jefes con sus empleados, hasta el desarrollo laboral y las oportunidades de los individuos.

Para combatir estos estigmas y prejuicios, así como para mejorar la calidad laboral de las personas, se buscan emplear estrategias de igualdad laboral y no discriminación. Estas estrategias por lo regular se dan a manera de políticas públicas (como los derechos diferenciados) o normas, para lograr conformar una sociedad libre de violencia, discriminación, y con mejores oportunidades de trabajo indistintas de condiciones culturales pre-establecidas.

En México, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) en conjunto con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), crearon la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación. Esta norma funciona como un mecanismo que voluntariamente pueden adoptar los centros de trabajo para, posteriormente, certificarse y ofrecer de manera integral un correcto desarrollo en el ámbito laboral a los y las trabajadoras.

Lo que la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación busca es incorporar la perspectiva de género y no discriminación en los procesos formativos y de selección en sus empleados, asignación de puestos y salarios; así como garantizar un ambiente libre de violencia con miras a una igualdad de trato y oportunidades.

Es posible entender por igualdad de trato y oportunidades no a una distribución a rajatabla de éstas, sino a una distribución que atiende las necesidades y capacidades de cada individuo mediante parámetros concretos.

La importancia de las estrategias en materia de igualdad laboral y no discriminación, radica en la búsqueda de esclarecer y mejorar los parámetros con los que se da el ambiente de desarrollo laboral.

El ámbito laboral puede verse regido por una serie de estigmas y prejuicios que influyen en el desarrollo laboral y las oportunidades de los individuos. Ante ello, en México se emplea la Norma Mexicana en igualdad Laboral y No Discriminación, un mecanismo voluntario que busca mejorar el desarrollo laboral.

En THONA seguros como empresa socialmente responsable nos ocupamos de seguir las Normas de Igualdad Laboral y No discriminación con todos nuestros colaboradores.
Empresa Socialmente Responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.