Los códigos de vestimenta en el trabajo ¿qué tanto refuerzan los estereotipos de género?

Hay ciertas empresas y compañías que implementan códigos de vestimenta en sus empleados, es decir, normas relacionadas con el cómo vestir en el trabajo.
 
Regularmente estos códigos, implican una serie de asociaciones directas con los estereotipos de género y las ideas de lo masculino y lo femenino.
 
Si actualmente varias de las luchas sociales por la reivindicación de la mujer están enfocadas en la libertad sexual y en la ruptura y eliminación de los estereotipos de género, entonces ¿qué tanto los códigos de vestimenta en las empresas o compañías refuerzan los estereotipos de género?
 
Los estereotipos de género son la asignación de atributos, características o funciones específicas a una persona determinada según su sexo. Esta asignación tiene efectos negativos al impedir el libre desarrollo integral de los individuos (emocional, física, sexual, y mentalmente). A su vez, justifican actitudes discriminatorias y de violencia por sobre ciertas personas que deciden, se sienten, o están fuera del estereotipo estigmatizándoles o formando prejuicios a su alrededor.
 
Sin embargo, para combatir los estereotipos por razones de género, de manera internacional se han firmado diversos tratados de igualdad laboral y no discriminación, así como para promover la justicia social y el trato equitativo entre las personas. En México, además, con la aparición del Instituto Nacional de las Mujeres se busca realizar programas que estimulen la igualdad de género.
 
Aunque han existido diversos debates sobre la legitimidad de los códigos de vestimenta éstos legalmente están permitidos.El argumento bajo el que se sustenta el uso de los códigos de vestimenta en el trabajo, es el de aumentar la productividad de las empresas y el de mantener una buena imagen pública. Todas las normativas de este tipo no deben violar los derechos humanos, como el de la propia imagen o no discriminación por razón de sexo, libertad ideológica o religiosa. A su vez, al ser una normativa impuesta por la compañía o empresa el violar los códigos de vestimenta puede implicar sanciones que varían dependiendo del reglamento.
 
Así cuando los códigos de vestimenta se diseñan bajo concepciones de lo femenino y lo masculino, en efecto refuerzan los estereotipos de género.
Empresa Socialmente Responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.