Prevención de riesgos en un campamento

Para ti y tu familia, el entrar en contacto con la naturaleza, ya sea en un bosque, en una playa, en el campo, puede resultar una aventura inolvidable.

Pero acampar, ya sea solo o en grupo es una actividad que conlleva muchos riesgos y todos estamos expuestos a ellos. Es por esto que en THONA Seguros, queremos que tú disfrutes de esos momentos y no se conviertan en un problema.

Lo primero que debes tomar en cuenta es que no es posible acampar en todo lugar. Para esto existen lugares designados que cuentan con vigilantes y ofrecen algunas facilidades para hacerlo.

En segundo lugar, toma en cuenta si alguno de los participantes en esta aventura cuenta con alguna alergia y, de ser el caso, recuerda llevar contigo todos los medicamentos necesarios. Recuerda que la naturaleza nos ofrece muchas maravillas, pero también existen infinidad de insectos y sustancias que podrían detonar las mencionadas alergias.

Siempre es recomendable cargar consigo un botiquín de primeros auxilios con sus componentes básicos, pues tú y tu familia, durante la acampada, estarán expuestos a caídas y raspones. Es de vital importancia mantener las heridas limpias.

Si la acampada está pensada para durar al menos una noche, recuerda instalar tu tienda de campaña en el terreno más plano que encuentres, y también recuerda hacer un surco alrededor de la misma. De esta manera, en el caso de lluvia, ésta afectará menos la tienda y tus pertenencias.

¿Qué tal suena una fogata durante la noche, mientras todos platican aventuras, historias de terror, o recuerdan los momentos más felices que han vivido como familia o amigos? ¡Perfecto! La escena es ideal, pero toma en cuenta que un fuego puede causar un incendio forestal. Ubica el lugar ideal para éste (de entrada, no debe estar cerca de la tienda de campaña) y no olvides sofocarlo con agua y tierra al finalizar la velada.

Siempre mantén a los más pequeños a la vista. La naturaleza puede resultar muy llamativa para ellos pero pueden llegar a extraviarse rápidamente si no se encuentran bajo la supervisión de un adulto. Y siendo adulto, si desconoces el lugar donde te encuentras y gustas experimentar la emoción de explorarlo, ¡adelante! Pero siempre hazlo en grupo. Si sabes utilizar una brújula, llévala contigo.

Por último, recuerda respetar tanto el lugar como la fauna de este. No dejes basura y no alimentes a los animales.

Cuando el momento de la aventura llegue, no olvides tomar en cuenta estas recomendaciones que harán de ella algo inolvidable y divertido para todos aquellos que participen.

Campamentos y Ecoturismo

Empresa Socialmente Responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.