Tu Estrella Protectora

El seguro que deberías tener tú y todos tus seres queridos.

Es un seguro de accidentes personales, con vigencia anual, que te protege de accidentes las 24 hrs del día, los 365 días del año.

 

Cada póliza protege de cualquier accidente, garantizándole atención médica inmediata con Pago Directo en nuestra red de más de 450 hospitales privados a nivel nacional, por menos de 2 pesos diarios.

COBERTURAS EN CASO DE ACCIDENTE

Adquiere el paquete que mejor se ajuste a tus necesidades.

OPCIÓN I

ESTRELLA PROTECTORA

Muerte accidental del responsable

$100,000

de suma asegurada

Pérdidas orgánicas Escala «A»

$100,000

de suma asegurada

Gastos Médicos por Accidente

$50,000

Deducible: $300.00*

OPCIÓN II

ESTRELLA PROTECTORA

Muerte accidental del responsable

$50,000

de suma asegurada

Pérdidas orgánicas Escala «A»

$50,000

de suma asegurada

Gastos Médicos por Accidente

$20,000

Deducible: $300.00*

Pago Directo en atención médica en caso de accidente, a nivel nacional en más de 450 hospitales, las 24 hrs. los 365 días del año a través de nuestro Centro de Atención Telefónica con tan sólo una llamada al 800 400 9911, aún y cuando la hospitalización no sea mayor a un día.

Edades de aceptación

18 – 70 años

Formas y métodos de pago

Anual: A partir de $700 pesos de costo del seguro (prima neta), se permite fraccionar el pago de forma mensual, trimestral y semestral.

 

El paquete Tu Estrella Protectora I permite pago fraccionado mensual, trimestral o semestral si el cargo es a tarjeta de crédito o débito.

 

Pago en línea: con cargo a Tarjeta de crédito, débito o AMEX, Referencia para pago en tiendas de conveniencia, Referencia para pago interbancario (SPEI).

 Exclusiones

– Quedan excluidas todas las personas que realizan actividades de policías, obreros, personal de construcción, personal doméstico, guardaespaldas, bomberos, judiciales, soldados, mineros, corredores de autos, corredores de motocicletas y cualquier otra personas que por sus actividades tengan agravación del riesgo. No se cubren prácticas o entrenamientos de forma recurrente de los siguientes deportes: fútbol soccer, fútbol americano, taekwondo, karate o cualquier otro deporte de contacto. No se cubre a profesionistas que no están afiliados a ninguna institución de seguridad social y se dedican a trabajar independientemente.

«El seguro que deberías tener

tú y todos tus seres queridos»